Cómo hacer bonito en conserva

El bonito es un pescado azul con una alta reputación entre los atunes, por su calidad, su textura y su sabor exquisito y destaca además por su aportación de ácidos grasos omega-3 que nos ayudan a reducir el colesterol y triglicéridos además de prevenir enfermedades del corazón y problemas con articulaciones.

Nutricionalmente es fuente de proteínas de alto valor biológico y aporta cantidades diversas de vitaminas y minerales como la vitamina D y las vitaminas hidrosolubles B12 y niacina (B3). En cuanto a los minerales destacan principalmente el selenio y el fósforo aunque también posee cantidades interesantes de potasio, hierro, magnesio y zinc. En resumen, un pescado ciertamente bonito también en lo que se refiere a cuestiones de salud.”

El bonito se puede preparar de diferentes maneras, en Itsasoko queremos destacar su preparación en conserva que representa un excelente modo de conservación capaz de mantener íntegramente sus características nutricionales además de su exquisito sabor que se funde con las excelentes propiedades del aceite de oliva.

Para la elaboración del bonito en conserva deberás encontrarte en plena temporada de captura de este preciado pez de la familia de los escómbridos que se extiende desde el mes de junio hasta octubre cuando termina su temporada de captura.

Ingredientes para elaborar bonito en conserva:

  • 1 Bonito del norte de aprox. 8 kg. En corte para conserva.
  • 100 gr de sal marina
  • 2 litros de aceite de oliva virgen extra arbequina
  • 2 hojas de laurel
  • 25 tapas y frascos medianos de cristal bien limpios
  • 4 Zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajo

Una vez dispuestos todos los ingredientes, procederemos con los pasos para la elaboración del bonito en conserva:

En una olla grande calentamos agua añadiendo las 4 zanahorias y las 2 cebollas cortadas en 4 trozos junto a la cabeza de ajos sin pelar además del laurel.

Una vez que el agua esté hirviendo añadiremos los trozos de bonito dejándolo en cocción unos 20 minutos. En ese momento deberemos añadir la sal, aproximadamente 100 grs. por cada litro de agua.

Cuando el bonito muestre la espina separada de su carne lo retiraremos del calor para que repose enfriando durante unos 30 minutos. Una vez frío retiraremos la piel de cada trozo separando las partes blancas de las más oscuras.

Ejemplares de bonito

Colocación y llenado de los frascos
Colocaremos las partes más blancas en las zonas visibles del bote y reservaremos la parte central para los trozos menos regulares y oscuros. Ocuparemos toda la altura del frasco compactando con un cuchillo los espacios entre los trozos.
Una vez colocados los trozos de bonito de manera ordenada y compacta rellenaremos los frascos con el aceite hasta cubrir totalmente el bonito.

Sin colocar la tapa deberemos dejar reposar el bonito unas 10 horas para que éste absorba aceite. Posteriormente a este espacio de tiempo rellenaremos de nuevo con aceite hasta el borde si hiciera falta.

Cómo tapar y conservar el bonito
Colocamos las tapas en una olla con agua y calentamos hasta llevarlo a punto de ebullición. Extraemos las tapas del agua y aún calientes deberemos ir cerrando cada bote.

Con todos los botes bien cerrados los iremos introduciendo y cubriendo de agua en la olla para cocerlos al baño maría durante 90 minutos momento en el que los extraeremos y dejaremos enfriar.

Durante la primera semana los almacenaremos de manera invertida para que sellen mejor. Una vez pasado este tiempo les daremos la vuelta y esperaremos 3 meses aproximadamente para obtener el punto óptimo de consumo.

En Itsasoko elaboramos platos preparados derivados del pescado y marisco desde 1997 cumpliendo con altos estándares de calidad en la amplia gama de productos que tienes a tu disposición en https://itsasoko.com/

Entradas Recientes
Categorías

Contacta con nosotros


txangu2@txangu2.com

+34 943 633 613